| home | biografía | obra | crítica | independencia73 | cont@cto: independencia73@yahoo.com|
alberto castro leñero <
 

alberto

Crear es una manera de justificar mi existencia. Alberto Castro Leñero

“Lo que la pintura nos ofrece en cambio es una concreta interrogación de lo visible que encuentra la respuesta en el propio acto”. Juan García Ponce.

biografía | currículum | bibliografía

La obra de Alberto juega siempre con una forma contrastada por un fondo, es visible que a pesar de que es una relación simétrica, ambas juegan un papel importante, la forma es precisamente eso, no pretende figurar, se convierte a veces en símbolo que pierde su naturaleza orgánica primaria y habla por sí misma. Alberto juega con las formas orgánicas, con raíces con nudos que aún cuando son formas “reales” al convertirse en pintura se disipan en esa delgada línea de abstracción.

“La pintura de Alberto castro Leñero ejerce sobre el espectador una atracción difícil pero irresistible. Difícil, porque desdeña lo fascinante. Irresistible, porque atrae desde lo enigmático”. Bolívar Echeverría 1993

Alberto Castro Leñero nació el 22 de diciembre de 1951 en la ciudad de México en el seno de una familia tradicional, desde muy pequeño descubrió el dibujo, la que él llama "una obsesión familiar" pues cuatro de los cinco hermanos Castro Leñero se dedican a la pintura. Su abuela lo enseñó a dibujar y pintar, su padre, amante de la pintura, lo llevaba a museos y le enseñaba a apreciar el arte. El artista nos cuenta una ocasión que visitó el Museo de Arte Moderno y quedó impactado con las pinturas de Orozco y Felguérez.

"Alberto Castro Leñero muestra y demuestra no sólo su alta calidad como artista sino el auténtico carácter del arte en el que la forma siempre actúa a través de los sentidos. Por eso es bella forma y hace bellos a los sentidos”. Juan García Ponce, 1986.

Pero no fue hasta la adolescencia cuando se enfrentó a un cuadro de Bacon que ilustraba algún libro y se dio cuenta de la posibildad expresiva, creadora, de crítica y reflexión. Más tarde, elige estudiar la carrera de comunicación y artes gráficas en la Academia de San Carlos y más tarde continúa por el camino de las artes visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (1974-1978). De 1978 a 1979 realiza estudios de arte en la Academia de Bellas Artes de Bolonia, Italia. De 1982 a 1987 fue maestro de Experimentación Visual en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su currículum se extiene a intercambios en Canadá y Estados Unidos, exposiciones por Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Italia y México.

Del acto creador dice: "es una experiencia sumamente placentera cuando te das cuenta que lo que hiciste propone un paso hacia adelante... lo que esperas es la relación que haya con el espectador, la comunicación... la obra es tu palabra y esperas una respuesta".

Su familia es una fuerza muy importante, todos se encuentra inmersos en el ámbito artístico y se impulsan y alimentan compartiendo lo que experimentan.

"Su obra es una suma en movimiento: tiene el poder de transfigurar a quienes se acercan a ella, de modo que ver los cuadros de Castro leñero es desencajarlos para implantarlos en el corazón y en el espíritu, adonde llegan a través de los ojos". David Huerta 1987

El valor de una obra que aprecia es la forma en que lo impacta, más allá de un juicio racional, la fuerza que tiene un objeto de arte para tocarlo. Reconoce como influencia actual la fuerza de los cuadros de José Clemente Orozco, para él es muy importante llegar a manejar una cantidad de energía como la que el maestro desplegaba.

“Castro Leñero disecciona así a la pintura desde la pintura misma, la coloca entre paréntesis, se desafía a sí mismo como pintor y se ubica en un riesgo, un filo, un borde. Instaura, insisto, el caos desde una intensa pictorización del cuerpo y de la estructuración iconográfica”. Lelia Driben 2002.

“Con variedad de recursos plásticos, Alberto Castro Leñero ha sabido evadir la narrativa y conservar las imágenes como signos enigmáticos que el espectador debe desentrañar”. Raquel Tibol 1994

Para Alberto Castro Leñero su obra se centra en esa búsqueda de la forma, de la esencia, de lo orgánico, en manejar distintos lenguajes para crear uno propio. La forma es elemento que unifica y al mismo tiempo delimita. La búsqueda se centra en atrapar una evocación interna, algo muy abstracto y bajarlo a un registro material. Alberto define su obra no como un trabajo conceptual que evidencie temas sociales, de crítica; si no como una búsqueda. Actualmente está buscando con su pintura, la forma intuitiva que genere un ritmo poético.

 

biografía | currículum | bibliografía